MenuSuscríbete

Los tumores metastásicos desarrollan nuevas mutaciones

Los tumores metastásicos desarrollan nuevas mutaciones

Un hallazgo que, a juicio de los científicos, demuestra que los tumores metastásicos son más agresivos porque han tenido más tiempo para desarrollar nuevas mutaciones. Algo en lo que, tal y como han asegurado los investigadores, también han contribuido los tratamientos diseñados para matar el cáncer.

Los tumores metastásicos desarrollan nuevas mutaciones

Investigadores del Centro Integral de Cáncer de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) han descubierto que los cánceres metastásicos tienen más mutaciones, y de diferentes tipos, que los tumores primarios, y que, por tanto, deben obtenerse biopsias de los mismos para mejorar los tratamientos.
   Un hallazgo que, a juicio de los científicos, demuestra que los tumores metastásicos son más agresivos porque han tenido más tiempo para desarrollar nuevas mutaciones. Algo en lo que, tal y como han asegurado los investigadores, también han contribuido los tratamientos diseñados para matar el cáncer.
   "Nuestros hallazgos destacan la importancia de obtener una nueva biopsia del tumor metastásico. Los tumores están evolucionando como parte de la metástasis y bajo terapia, por lo que necesitamos biopsiar los tumores metastásicos para, posteriormente, sugerir terapias en lugar de usar el tejido de archivo del tumor primario", ha señalado el autor principal del estudio, Arul Chinnaiyan.
   Para alcanzar esta conclusión, publicada en la revista 'Nature', Chinnaiyan y su equipo secuenciaron el ADN y ARN de 500 pacientes con cáncer metastásico, obtuvieron biopsias de sus tumores y compararon el tejido canceroso con el ADN normal del paciente. En total, los científicos analizaron más de 30 tipos de cáncer con metástasis en 22 órganos diferentes.
   De esta forma, y además de descubrir las mutaciones, los investigadores hallaron una serie de factores moleculares que desempeñan un papel en el microambiente tumoral, fomentando y permitiendo que el cáncer continúe creciendo, propagándose o eludiendo el tratamiento.
   Asimismo, observaron que secuenciar el ARN ayuda a conocer los mecanismos subyacentes que activan los genes que causan cáncer o desactivan los que detienen el tumor. Del mismo modo, comprobaron que al estudiar el ARN se podían analizar las células inmunitarias en el microamibiente tumoral, lo que daría "pistas" sobre los motivos por los que la inmunoterapia puede funcionar en algunos pacientes y en otros no.
   "Es importante comprender el microambiente inmunológico, los tipos de células que se infiltran en el tumor y lo expresan, porque nos da una imagen del inmunofenotipo. Nuestra hipótesis es que esto nos podía ayudar a determinar a qué personas les va a responder la inmunoterapia, si bien necesitamos investigar más sobre este aspecto", ha recalcado Chinnaiyan.
EL 12% DE PACIENTES CON CÁNCER METASTÁSICO TIENEN UNA MUTACIÓN HEREDITARIA
   Por otra parte, la investigación ha puesto de manifiesto que los tumores metastásicos tienen pueden tener dos versiones: una altamente proliferativa, que hace que se multiplique agresivamente; y otra que hace que las células pierdan su diferenciación, un estado conocido como la transición epitelio mesenquimal.
   "No todas las metástasis son las mismas, las diferentes vías las están llevando a ser muy diferentes, unas muy proliferativas frente a las que se diferencian más. Este aspecto mutuamente exclusivo fue un hallazgo sorprendente que podría guiarnos en el desarrollo de nuevos tipos de terapias", ha aseverado Chinnaiyan.
   Otro hallazgo sorprendente para los investigadores ha sido que el 12 por ciento de los pacientes con cáncer metastásico abrigaba una mutación hereditaria. "Esto es aproximadamente cuádruple lo que podría esperarse entre todos los pacientes con cáncer", ha aseverado el experto, para informar de que estas mutaciones se identificaron mediante la comparación del ADN del tumor con el ADN normal.
   De hecho, alrededor de tres cuartas partes de estas mutaciones estaban relacionadas con el proceso de reparación del ADN, sobre el que ya se dirigen varias terapias existentes. "Hay un alto porcentaje de mutaciones hereditarias en el cáncer metastásico. Una vez que estas mutaciones se identifican, es posible que otros miembros de la familia también puedan llevar ese gen y estar en mayor riesgo de cáncer", ha zanjado Chinnaiyan.

Investigadores del Centro Integral de Cáncer de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) han descubierto que los cánceres metastásicos tienen más mutaciones, y de diferentes tipos, que los tumores primarios, y que, por tanto, deben obtenerse biopsias de los mismos para mejorar los tratamientos.

Un hallazgo que, a juicio de los científicos, demuestra que los tumores metastásicos son más agresivos porque han tenido más tiempo para desarrollar nuevas mutaciones. Algo en lo que, tal y como han asegurado los investigadores, también han contribuido los tratamientos diseñados para matar el cáncer.

"Nuestros hallazgos destacan la importancia de obtener una nueva biopsia del tumor metastásico. Los tumores están evolucionando como parte de la metástasis y bajo terapia, por lo que necesitamos biopsiar los tumores metastásicos para, posteriormente, sugerir terapias en lugar de usar el tejido de archivo del tumor primario", ha señalado el autor principal del estudio, Arul Chinnaiyan.

Para alcanzar esta conclusión, publicada en la revista 'Nature', Chinnaiyan y su equipo secuenciaron el ADN y ARN de 500 pacientes con cáncer metastásico, obtuvieron biopsias de sus tumores y compararon el tejido canceroso con el ADN normal del paciente. En total, los científicos analizaron más de 30 tipos de cáncer con metástasis en 22 órganos diferentes.

De esta forma, y además de descubrir las mutaciones, los investigadores hallaron una serie de factores moleculares que desempeñan un papel en el microambiente tumoral, fomentando y permitiendo que el cáncer continúe creciendo, propagándose o eludiendo el tratamiento.

Asimismo, observaron que secuenciar el ARN ayuda a conocer los mecanismos subyacentes que activan los genes que causan cáncer o desactivan los que detienen el tumor. Del mismo modo, comprobaron que al estudiar el ARN se podían analizar las células inmunitarias en el microamibiente tumoral, lo que daría "pistas" sobre los motivos por los que la inmunoterapia puede funcionar en algunos pacientes y en otros no.

"Es importante comprender el microambiente inmunológico, los tipos de células que se infiltran en el tumor y lo expresan, porque nos da una imagen del inmunofenotipo. Nuestra hipótesis es que esto nos podía ayudar a determinar a qué personas les va a responder la inmunoterapia, si bien necesitamos investigar más sobre este aspecto", ha recalcado Chinnaiyan.

EL 12% DE PACIENTES CON CÁNCER METASTÁSICO TIENEN UNA MUTACIÓN HEREDITARIA

Por otra parte, la investigación ha puesto de manifiesto que los tumores metastásicos tienen pueden tener dos versiones: una altamente proliferativa, que hace que se multiplique agresivamente; y otra que hace que las células pierdan su diferenciación, un estado conocido como la transición epitelio mesenquimal.

"No todas las metástasis son las mismas, las diferentes vías las están llevando a ser muy diferentes, unas muy proliferativas frente a las que se diferencian más. Este aspecto mutuamente exclusivo fue un hallazgo sorprendente que podría guiarnos en el desarrollo de nuevos tipos de terapias", ha aseverado Chinnaiyan.

Otro hallazgo sorprendente para los investigadores ha sido que el 12 por ciento de los pacientes con cáncer metastásico abrigaba una mutación hereditaria. "Esto es aproximadamente cuádruple lo que podría esperarse entre todos los pacientes con cáncer", ha aseverado el experto, para informar de que estas mutaciones se identificaron mediante la comparación del ADN del tumor con el ADN normal.

De hecho, alrededor de tres cuartas partes de estas mutaciones estaban relacionadas con el proceso de reparación del ADN, sobre el que ya se dirigen varias terapias existentes. "Hay un alto porcentaje de mutaciones hereditarias en el cáncer metastásico. Una vez que estas mutaciones se identifican, es posible que otros miembros de la familia también puedan llevar ese gen y estar en mayor riesgo de cáncer", ha zanjado Chinnaiyan.

ep

compartir Los tumores metastásicos desarrollan nuevas mutaciones en meneame.com

Innovador sistema para limpiar el aire contaminado


Ingenieros canadienses han encontrado una nueva solución para mejorar el medioambiente: una pared gigante que limpia el aire del dióxido de carbono con el fin de utilizar el CO2 como combustible o almacenarlo bajo tierra.

 

 

Otros artículos

Innovadoras tecnologías verdes para limpiar los Mares Báltico y Mediterráneo

Horizonte 2020 CLAIM CLAIM está financiado por la iniciativa Horizonte 2020, según la convocatoria BG-07-2017. El proyecto tendrá una duración de tres años y será puesto en marcha gracias a un consorcio, que reúne a diecinueve instituciones de toda Europa. Su objetivo es combatir la contaminación plástica, de los mares semi cerrados del continente y se aplicará en el Báltico y el Mediterráneo. Esta situación ha sido...
más información