MenuSuscríbete

Tesla está actualizando el hardware de su Autopilot de forma discreta buscando la ansiada autonomía total

Tesla está actualizando el hardware de su Autopilot de forma discreta buscando la ansiada autonomía total

Hoy día con el reciente lanzamiento del Model 3, se ha descubierto que éste nuevo coche cuenta con una configuración de hardware que sus hermanos, Model S y Model X, no poseen, como por ejemplo una cámara en el habitáculo, justo arriba del espejo retrovisor. Pues este cambio es parte de una nueva suite de hardware para Autopilot conocida internamente como 'HW 2.5'.

Tesla está actualizando el hardware de su Autopilot de forma discreta buscando la ansiada autonomía total

En octubre de 2016 Tesla anunciaba con bombo y platillo la implementación de 'Hardware 2' en todos sus vehículos fabricados a partir de ese momento. Este cambio (en teoría) permitiría que los coches Tesla contaran con capacidades de autonomía hasta nivel SAE 4, mientras que hoy día el Autopilot cuenta con certificación SAE 2. Lo único que (en teoría) haría falta para dar ese salto de nivel 2 a 4 sería el software (además de las regulaciones). Hoy vemos que posiblemente no sea así.
Hoy día con el reciente lanzamiento del Model 3, se ha descubierto que éste nuevo coche cuenta con una configuración de hardware que sus hermanos, Model S y Model X, no poseen, como por ejemplo una cámara en el habitáculo, justo arriba del espejo retrovisor. Pues este cambio es parte de una nueva suite de hardware para Autopilot conocida internamente como 'HW 2.5'.
Hardware 2.5: al parecer los Tesla necesitan mayor poder de procesamiento
En Electrek han podido confirmar la incorporación de esta nueva plataforma de hardware, la cual se trata de una nueva placa con mayor poder de procesamiento y con la capacidad de poder usar una segunda GPU. La misma Tesla ha minimizado la importancia de esta nueva placa, y mencionan que es una exageración el nombre de 'HW 2.5' ya que debería llamarse 'HW 2.1'.
El objetivo de esta nueva placa es aumentar la capacidad de operaciones por segundo para mejorar la fiabilidad, pero de momento no incluye la segunda GPU. Tesla también confirmó que a partir de este mes, todos los nuevos pedidos de coches Tesla contarán con esta mejora en hardware.
Tesla ha tratado de luchar en contra de la costumbre en el mundo del motor de tener modelos anuales, por ello a veces resulta difícil de diferenciar los cambios de un mismo automóvil, ya que la compañía suele hacer cambios sin que eso signifique un salto de versión. Algo complicado para quien busca adquirir lo último en tecnología.
El actual ordenador que montan los Tesla con Hardware 2 consisten en una placa que se basa en la plataforma Drive PX2 (Pascal) de Nvidia para coches autónomos, la cual curiosamente posee una gran cantidad de versiones dependiendo del nivel de conducción autónoma que se busque. Incluso la misma Nvidia ha mencionado que para obtener el máximo nivel de autonomía en vehículos se necesita al menos una placa compatible con 2 SoCs y 2 GPUs, además de obtener más de 20 TOPS (trillones de operaciones por segundo).
Para tener una idea de lo que estamos hablando, el Autopilot 1.0 alcanzó un nivel 2 de autonomía con 0,256 TOPS, y la actual placa que montan los Tesla con Hardware 2 es una bajo diseño personalizado compatible con un SoC y una GPU. ¿Con qué tipo de versión Drive PX2 cuentan los coches Tesla? Hasta el momento nadie lo sabe. Es decir, en teoría los coches Tesla equipados con Hardware 2 no estarán en posición de ofrecer capacidades autónomas, a pesar de que Elon Musk lo prometió el año pasado.
Esto por supuesto puede ser un problema y una molestia para los actuales dueños a quienes se les prometió que sus coches contaban con capacidades autónomas que llegarían a finales de este año. La buena noticia es que al parecer Tesla sabía que esto iba a ocurrir y se preparó para ello, ya que estos coches tienen la placa debajo de la guantera, lo que facilita el cambio en caso de ser necesario, además de que Tesla ha prometido que este cambio será sin coste en caso de requerirlo.
El año pasado Tesla prometió que a finales de este 2017 conoceríamos las nuevas capacidades autónomas de sus coches, y aunque ahora mismo no hay fecha definida para enviar la actualización vía OTA a los propietarios, la compañía mantiene en pie su plan de hacer una demostración pública donde un Model S se conducirá de forma completamente autónoma desde un aparcamiento en Los Ángeles hasta un aparcamiento en el centro de Nueva York.
Ahora lo interesante será saber si esta nueva plataforma HW 2.5 es lo suficientemente potente para tener capacidades de conducción autónoma nivel SAE 5, o si necesitaremos otra actualización de hardware más adelante. Además de que sigue pendiente el tema de los actuales dueños con Hardware 2, donde a día de hoy se desconoce si necesitarán actualizar su actual placa o si será capaz de mover tal cantidad de datos necesarios en busca de la anhelada autonomía total.

En octubre de 2016 Tesla anunciaba con bombo y platillo la implementación de 'Hardware 2' en todos sus vehículos fabricados a partir de ese momento. Este cambio (en teoría) permitiría que los coches Tesla contaran con capacidades de autonomía hasta nivel SAE 4, mientras que hoy día el Autopilot cuenta con certificación SAE 2. Lo único que (en teoría) haría falta para dar ese salto de nivel 2 a 4 sería el software (además de las regulaciones). Hoy vemos que posiblemente no sea así.

Hoy día con el reciente lanzamiento del Model 3, se ha descubierto que éste nuevo coche cuenta con una configuración de hardware que sus hermanos, Model S y Model X, no poseen, como por ejemplo una cámara en el habitáculo, justo arriba del espejo retrovisor. Pues este cambio es parte de una nueva suite de hardware para Autopilot conocida internamente como 'HW 2.5'.

Hardware 2.5: al parecer los Tesla necesitan mayor poder de procesamiento

En Electrek han podido confirmar la incorporación de esta nueva plataforma de hardware, la cual se trata de una nueva placa con mayor poder de procesamiento y con la capacidad de poder usar una segunda GPU. La misma Tesla ha minimizado la importancia de esta nueva placa, y mencionan que es una exageración el nombre de 'HW 2.5' ya que debería llamarse 'HW 2.1'.

El objetivo de esta nueva placa es aumentar la capacidad de operaciones por segundo para mejorar la fiabilidad, pero de momento no incluye la segunda GPU. Tesla también confirmó que a partir de este mes, todos los nuevos pedidos de coches Tesla contarán con esta mejora en hardware.

Tesla ha tratado de luchar en contra de la costumbre en el mundo del motor de tener modelos anuales, por ello a veces resulta difícil de diferenciar los cambios de un mismo automóvil, ya que la compañía suele hacer cambios sin que eso signifique un salto de versión. Algo complicado para quien busca adquirir lo último en tecnología.

El actual ordenador que montan los Tesla con Hardware 2 consisten en una placa que se basa en la plataforma Drive PX2 (Pascal) de Nvidia para coches autónomos, la cual curiosamente posee una gran cantidad de versiones dependiendo del nivel de conducción autónoma que se busque. Incluso la misma Nvidia ha mencionado que para obtener el máximo nivel de autonomía en vehículos se necesita al menos una placa compatible con 2 SoCs y 2 GPUs, además de obtener más de 20 TOPS (trillones de operaciones por segundo).

Para tener una idea de lo que estamos hablando, el Autopilot 1.0 alcanzó un nivel 2 de autonomía con 0,256 TOPS, y la actual placa que montan los Tesla con Hardware 2 es una bajo diseño personalizado compatible con un SoC y una GPU. ¿Con qué tipo de versión Drive PX2 cuentan los coches Tesla? Hasta el momento nadie lo sabe. Es decir, en teoría los coches Tesla equipados con Hardware 2 no estarán en posición de ofrecer capacidades autónomas, a pesar de que Elon Musk lo prometió el año pasado.

Esto por supuesto puede ser un problema y una molestia para los actuales dueños a quienes se les prometió que sus coches contaban con capacidades autónomas que llegarían a finales de este año. La buena noticia es que al parecer Tesla sabía que esto iba a ocurrir y se preparó para ello, ya que estos coches tienen la placa debajo de la guantera, lo que facilita el cambio en caso de ser necesario, además de que Tesla ha prometido que este cambio será sin coste en caso de requerirlo.

El año pasado Tesla prometió que a finales de este 2017 conoceríamos las nuevas capacidades autónomas de sus coches, y aunque ahora mismo no hay fecha definida para enviar la actualización vía OTA a los propietarios, la compañía mantiene en pie su plan de hacer una demostración pública donde un Model S se conducirá de forma completamente autónoma desde un aparcamiento en Los Ángeles hasta un aparcamiento en el centro de Nueva York.

Ahora lo interesante será saber si esta nueva plataforma HW 2.5 es lo suficientemente potente para tener capacidades de conducción autónoma nivel SAE 5, o si necesitaremos otra actualización de hardware más adelante. Además de que sigue pendiente el tema de los actuales dueños con Hardware 2, donde a día de hoy se desconoce si necesitarán actualizar su actual placa o si será capaz de mover tal cantidad de datos necesarios en busca de la anhelada autonomía total.

www.xataka.com

compartir Tesla está actualizando el hardware de su Autopilot de forma discreta buscando la ansiada autonomía total en meneame.com

Observan reacciones en moléculas individuales con un microscopio de fuerza atómica


Un equipo científico de IBM Research en Zúrich y el CiQUS (Centro Singular de Investigación de la Universidad de Santiago de Compostela) ha observado por primera vez un reagrupamiento molecular a escala atómica, conocido como la ciclación de Bergman. "Se trata de una reacción fascinante", afirma Diego Peña,  investigador del CiQUS y coautor del trabajo que destaca en su portada esta semana la revista Nature Chemistry.

 

 

Otros artículos

No es posible concebir un futuro para el vehículo autónomo si no existe estandarización

Hace 10 años veíamos cómo decenas de conectores de carga para móviles se agrupaban bajo el mismo estándar, conocido como conector universal (Micro-B, migrando ahora hacia el puerto USB-C). Antes de eso, cada fabricante debía diseñar su propia solución de conectividad, con los costes que ello supone. El vehículo autónomo también busca estándares que permitan no solo una reducción de costes, sino un aumento considerable de...
más información