MenuSuscríbete

Innovando en verde y a futuro

Innovando en verde y a futuro

Los coches eléctricos solares, la opción de imprimir en 3D empleando diversos metales a menores costos de los actuales o la posibilidad de hacer comida con electricidad y CO2, son algunas de las innovaciones amigables con el Medio Ambiente, que sus creadores están tratando de mejorar y que podrían ser parte del futuro.

Innovando en verde y a futuro

Conducción solar

Los coches eléctricos han ayudado a establecer una conexión vital entre la energía solar y el transporte, actuando como intermediario entre el almacenamiento y el uso. Algunos fabricantes de automóviles están tratando de ir un paso más allá y generar energía a través del propio coche.

 

La empresa alemana Sono Motors podría hacer realidad esta propuesta. Sono ha presentado el Sion, un coche eléctrico que funciona por energía solar y que está respaldado por una exitosa campaña de crowdfunding. De hecho, los pre-pedidos ya se pueden realizar, aunque no habrá entregas hasta 2019.

El vehículo está equipado con 330 paneles solares impermeables y resistentes a la intemperie, en el techo y los lados. El Sion es capaz de auto-generar electricidad para cubrir 30 kilómetros de recorrido, pero Sono planea vender o alquilar, baterías que sumarían 250 kilómetros adicionales.

 

Una cucharada de CO2

Buscando detener el hambre en el mundo y aumentar el acceso a los suministros de alimentos sostenibles, el estudio "Alimentos de la electricidad", financiado por la Academia de Finlandia, puede haber hecho un avance revolucionario.

Los investigadores del Centro de Investigación Técnica VTT de Finlandia y de la Universidad Tecnológica de Lappeenranta (LUT) han creado una proteína en polvo, que podría utilizarse para alimentar animales y seres humanos, empleando para fabricarla únicamente CO2 y electricidad.

 

En la actualidad, su "reactor" tarda dos semanas en producir un gramo de proteína en polvo, por lo que necesita muchas mejoras, pero el proceso puede ser casi 10 veces tan eficiente como la fotosíntesis y tiene una mezcla de 50% de proteína y 25% de carbohidratos, además de grasas y ácidos.

Los investigadores afirman que el proceso un día será capaz de producir alimentos ricos en nutrientes, sin emitir emisiones y empleando para ello, únicamente energía producida a partir de fuentes renovables.

 

Impresoras 3D en metales

En cuanto a las innovaciones ecológicas, la impresión 3D tiene el potencial de ser una de las más transformadoras. Puede acelerar la producción, reducir la dependencia de los recursos naturales y reducir las emisiones.

Pero, como la tecnología todavía está “en pañales” es relativamente cara y aún le quedan muchas barreras tecnológicas por superar. Sin embargo, la startup Desktop Metal, fundada por profesores del MIT, ha presentado una nueva impresora 3D, que trabaja con metal y es hasta 100 veces más rápida que las que hay en el mercado.

 

Las actuales impresoras 3D en metal pueden superar el millón de euros de costo, pero se estima que esta sería diez veces más barata y puede emplear materiales mucho más accesibles, que los que usan las tecnologías láser existentes en el mercado.

No solo será capaz de trabajar con la mayoría de las opciones de metal que existen en el mercado, sino que el sistema no produce polvo de metal y limita el uso del láser, lo que significa que podría ser instalado en una oficina y hasta en el hogar. El sistema ya ha atraído el interés de Google Ventures.

 

REDACCION/ECOTICIAS.COM

compartir Innovando en verde y a futuro en meneame.com

Motivación - Liderazgo - Innovación


video de inknowation que nos demuestra nuestras fronteras hacia la creatividad

 

 

Otros artículos

Un nuevo material eficiente extrae agua potable y litio del H2O marino

Un material de última generación, con la mayor superficie interna de cualquier sustancia conocida, permite filtrar sal y metales del agua marina, de forma sostenible y eficiente. Se trata de los marcos orgánicos de metal (MPF): cristales similares a esponjas que se pueden usar para capturar, almacenar y liberar compuestos químicos. En el caso desarrollado en las universidades de Monash y Texas en Austin, filtra la sal y los iones...
más información