MenuSuscríbete

Una ‘app’ para localizar a personas desaparecidas en zonas sin cobertura

Una ‘app’ para localizar a personas desaparecidas en zonas sin cobertura

La señal wifi contiene la ubicación (coordenadas) de la persona accidentada o desaparecida que usa el smartphone emisor y un mensaje breve que "se puede definir a medida, como, por ejemplo, 'me encuentro herido', 'estoy desorientado' o 'necesito ayuda'", concreta Berná, del Departamento de Física, Ingeniería de Sistemas y Teoría de la Señal de la Escuela Politécnica Superior de la UA.

Una ‘app’ para localizar a personas desaparecidas en zonas sin cobertura

"Hemos diseñado una aplicación (app) que puede incorporarse a cualquier smartphone y que, sin disponer de cobertura móvil, emite una señal wifi, la cual actúa como baliza de socorro y puede alcanzar una distancia de varios kilómetros", explica José Ángel Berná, profesor de la Universidad de Alicante y autor de una nueva tecnología para localizar a personas accidentadas en lugares sin cobertura de telefonía móvil y donde la rapidez en el rescate es esencial para salvar vidas.
El sistema puede servir también en situaciones de emergencias derivadas de terremotos, inundaciones e incendios forestales, donde las infraestructuras de telefonía móvil en muchas ocasiones quedan inutilizadas.
La señal wifi contiene la ubicación (coordenadas) de la persona accidentada o desaparecida que usa el smartphone emisor y un mensaje breve que "se puede definir a medida, como, por ejemplo, 'me encuentro herido', 'estoy desorientado' o 'necesito ayuda'", concreta Berná, del Departamento de Física, Ingeniería de Sistemas y Teoría de la Señal de la Escuela Politécnica Superior de la UA. 
Para detectar la señal de auxilio, el investigador ha creado también un dispositivo receptor portátil y de poco peso (medio kilo), que emplearían los equipos de rescate o los refugios de montaña. Este dispositivo cuenta con una pequeña antena y se conecta al smartphone de los efectivos de búsqueda.
Cuando se produce una incidencia, la persona accidentada solo tiene que activar la app del teléfono móvil que emitirá la baliza de auxilio periódicamente -puede ser durante horas o incluso días, aunque se encuentre inconsciente- indicando las coordenadas de su posición.
Pruebas con un grupo de rescate de la Guardia Civil
Según Berná, ya se han realizado pruebas de campo con este innovador sistema –a principios de 2016 desarrolló un prototipo operativo– con los Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil y luego con el Servicio Marítimo del instituto armado y Salvamento Marítimo, cuyos resultados han sido "interesantes".
Así, durante los ensayos llevados a cabo en tierra y en mar se demostró que el dispositivo puede captar la señal de socorro del smartphone emisor hasta una distancia de tres y dos kilómetros, respectivamente, aunque hay posibilidades de aumentar su capacidad de cobertura.
Las tareas de búsqueda de personas desaparecidas o accidentadas en una zona sin cobertura móvil suponen "en la actualidad mucho coste de tiempo y de efectivos", explica el profesor. En cambio, apunta Berná, el nuevo sistema desarrollado permite "optimizar la búsqueda y reducir el tiempo de rastreo", un aspecto éste vital si se tiene en cuenta que, "en muchos casos de fallecidos, las autopsias han revelado que no habían muerto en el acto y habían aguantado horas, pero no se les pudo localizar".
También tiene la ventaja de que no se necesita contacto visual con la persona accidentada, ya que en el momento en que puedan detectar una sola señal, ésta indicará su posición exacta, aunque se halle a varios kilómetros de distancia o atrapado en un edificio derrumbado.
En la actualidad "no existe ningún sistema en el mundo que emplee señales Wifi para geolocalizar un móvil. Hay dispositivos que permiten detectar señales de telefonía móvil de un smartphone y ubicar su posición por triangulación, pero su coste se eleva a unos 80.000 euros y requieren emplazar un helicóptero", asegura José Ángel Berná.
Sin embargo, el sistema ideado en la UA es más económico, “pues el receptor tiene un coste que permitiría comercializarlo por aproximadamente 600 euros si fuera adoptado por un número importante de equipos de rescate”, añade.
Según este investigador, el comité de seguridad de la Federación Española de Montaña y los servicios de rescate de la Guardia Civil estiman que la funcionalidad de esta tecnología debería estar integrada en alguna aplicación ya existente de emergencia y con soporte institucional.
"Hemos enviado información al Ministerio del Interior para que tenga en consideración esta nueva funcionalidad que hemos desarrollado y estudie su posible incorporación a AlertCops, el servicio de alertas de seguridad ciudadana de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”, señala Berná.

"Hemos diseñado una aplicación (app) que puede incorporarse a cualquier smartphone y que, sin disponer de cobertura móvil, emite una señal wifi, la cual actúa como baliza de socorro y puede alcanzar una distancia de varios kilómetros", explica José Ángel Berná, profesor de la Universidad de Alicante y autor de una nueva tecnología para localizar a personas accidentadas en lugares sin cobertura de telefonía móvil y donde la rapidez en el rescate es esencial para salvar vidas.

El sistema puede servir también en situaciones de emergencias derivadas de terremotos, inundaciones e incendios forestales, donde las infraestructuras de telefonía móvil en muchas ocasiones quedan inutilizadas.

La señal wifi contiene la ubicación (coordenadas) de la persona accidentada o desaparecida que usa el smartphone emisor y un mensaje breve que "se puede definir a medida, como, por ejemplo, 'me encuentro herido', 'estoy desorientado' o 'necesito ayuda'", concreta Berná, del Departamento de Física, Ingeniería de Sistemas y Teoría de la Señal de la Escuela Politécnica Superior de la UA. 

Para detectar la señal de auxilio, el investigador ha creado también un dispositivo receptor portátil y de poco peso (medio kilo), que emplearían los equipos de rescate o los refugios de montaña. Este dispositivo cuenta con una pequeña antena y se conecta al smartphone de los efectivos de búsqueda.

Cuando se produce una incidencia, la persona accidentada solo tiene que activar la app del teléfono móvil que emitirá la baliza de auxilio periódicamente -puede ser durante horas o incluso días, aunque se encuentre inconsciente- indicando las coordenadas de su posición.

Pruebas con un grupo de rescate de la Guardia Civil

Según Berná, ya se han realizado pruebas de campo con este innovador sistema –a principios de 2016 desarrolló un prototipo operativo– con los Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil y luego con el Servicio Marítimo del instituto armado y Salvamento Marítimo, cuyos resultados han sido "interesantes".

Así, durante los ensayos llevados a cabo en tierra y en mar se demostró que el dispositivo puede captar la señal de socorro del smartphone emisor hasta una distancia de tres y dos kilómetros, respectivamente, aunque hay posibilidades de aumentar su capacidad de cobertura.

Las tareas de búsqueda de personas desaparecidas o accidentadas en una zona sin cobertura móvil suponen "en la actualidad mucho coste de tiempo y de efectivos", explica el profesor. En cambio, apunta Berná, el nuevo sistema desarrollado permite "optimizar la búsqueda y reducir el tiempo de rastreo", un aspecto éste vital si se tiene en cuenta que, "en muchos casos de fallecidos, las autopsias han revelado que no habían muerto en el acto y habían aguantado horas, pero no se les pudo localizar".

También tiene la ventaja de que no se necesita contacto visual con la persona accidentada, ya que en el momento en que puedan detectar una sola señal, ésta indicará su posición exacta, aunque se halle a varios kilómetros de distancia o atrapado en un edificio derrumbado.

En la actualidad "no existe ningún sistema en el mundo que emplee señales Wifi para geolocalizar un móvil. Hay dispositivos que permiten detectar señales de telefonía móvil de un smartphone y ubicar su posición por triangulación, pero su coste se eleva a unos 80.000 euros y requieren emplazar un helicóptero", asegura José Ángel Berná.

Sin embargo, el sistema ideado en la UA es más económico, “pues el receptor tiene un coste que permitiría comercializarlo por aproximadamente 600 euros si fuera adoptado por un número importante de equipos de rescate”, añade.

Según este investigador, el comité de seguridad de la Federación Española de Montaña y los servicios de rescate de la Guardia Civil estiman que la funcionalidad de esta tecnología debería estar integrada en alguna aplicación ya existente de emergencia y con soporte institucional.

"Hemos enviado información al Ministerio del Interior para que tenga en consideración esta nueva funcionalidad que hemos desarrollado y estudie su posible incorporación a AlertCops, el servicio de alertas de seguridad ciudadana de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”, señala Berná.

compartir Una ‘app’ para localizar a personas desaparecidas en zonas sin cobertura en meneame.com

La bombilla más pequeña del mundo


Mira cómo es la bombilla más diminuta que se ha creado jamás en la historia.

 

 

Otros artículos

Una cápsula viaja por el intestino para analizar sus gases

En la película El chip prodigioso, su miniaturizado protagonista viaja en un submarino microscópico por el interior del cuerpo humano. Aunque sin tripulantes, una cápsula ingerible, creada por investigadores de las universidades RMIT y de Monash, en Merlbourne (Australia), es capaz de medir los gases del intestino antes de ser excretada. “Presentamos una prueba piloto en humanos de una cápsula electrónica que se puede tomar...
más información