MenuSuscríbete

Seat presenta Minimó, un vehículo eléctrico de dos plazas para la micromovilidad urbana

Seat presenta Minimó, un vehículo eléctrico de dos plazas para la micromovilidad urbana

"Seat Minimó ha sido especialmente ingenierizado para adaptarse a las plataformas de movilidad que marcarán el futuro de la circulación en las ciudades.

Seat presenta Minimó, un vehículo eléctrico de dos plazas para la micromovilidad urbana

Seat ha presentado Minimó, un 'concept car' hiperconectado con 5G y desarrollado como plataforma de movilidad urbana que cuenta con una capacidad para dos personas y una autonomía de más de 100 kilómetros. Lo ha anunciado este lunes el presidente de la compañía, Luca De Meo, en una conferencia en el Mobile World Congress (MWC), en la que también ha dado a conocer la creación de una 'software house' en la capital catalana que empleará a más de 100 personas y que tiene como objetivo fortalecer la red TI de centros de desarrollo de software del grupo Volkswagen.

"Seat Minimó ha sido especialmente ingenierizado para adaptarse a las plataformas de movilidad que marcarán el futuro de la circulación en las ciudades, en las que el tráfico se va a restringir y solo unos pocos operadores van a poder ofrecer movilidad", ha aseverado De Meo.

Solución para la micromovilidad

Por ello, ha asegurado que se trata de la solución que esperaban las empresas de coches compartidos: "El concepto que hoy presentamos da respuesta tanto a las necesidades de las urbes como de los proveedores de 'carsharing'". El vehículo mide 2,5 metros de longitud y 1,24 metros de ancho, y ocupa 3,1 metros cuadrados, frente a los 7,2 metros de un coche convencional, por lo que se puede aparcar en los aparcamientos para motos y, en circulación, dos unidades juntas ocupan los mismo que un coche de tamaño medio.

La compañía, que busca contribuir a reducir la huella de los vehículos en los núcleos urbanos, ya está trabajando junto a administraciones municipales y analizará la posibilidad de integrar las propuestas de las autoridades públicas y los ciudadanos en el desarrollo del vehículo.

Ahorro e interacción

El vehículo se ha integrado en el sistema de 'battery swap' que permite su recarga completa en pocos minutos y reducir los costes operativos del 'carsharing' hasta en un 50%, y cuenta con un sistema para conectar los dispositivos móviles de forma inalámbrica. Entre otras funciones, el coche reconoce si el conductor tiene 16 o 18 años para adaptar su velocidad máxima de 45 a 90 kilómetros por hora y, mediante el Asistente de Google en Android Auto, el conductor puede interactuar con el vehículo a través de la voz "para obtener respuestas, gestionar tareas y controlar los diferentes medios", ha detallado De Meo.

Líder del grupo volkswagen

De Meo también ha anunciado que Seat ha sido elegida como la marca líder dentro del Grupo Volkswagen para dirigir la estrategia y ofrecer productos para la movilidad urbana. "La micromovilidad, aquellos movimientos por debajo de los 10 kilómetros, representa hoy alrededor del 60% del total. Es un negocio con gran potencial para un proveedor de movilidad como en el que queremos convertirnos. Tenemos la misión de crear ideas y productos diseñados para trayectos cortos. El grupo Volkswagen y sus diferentes marcas usarán nuestras soluciones en todo el mundo", ha explicado.

En su opinión, la compañía está en la "mejor posición" para liderar esta estrategia porque están en un entorno metropolitano como el de Barcelona y porque la capital catalana "tiene una gran tradición en el diseño y la producción de las dos ruedas".

compartir Seat presenta Minimó, un vehículo eléctrico de dos plazas para la micromovilidad urbana en meneame.com

Crean una versión del videojuego Flappy Bird en un cigarrillo electrónico


 Balázs Bánk, un desarrollador húngaro, pensaría que no bastaba con que su cigarrillo electrónico sirviese para mejorar su salud.

 

 

Otros artículos

Margarita Salas gana el Premio al Inventor Europeo de 2019

Cuando Margarita Salas (Canero, Asturias, 1938) quiso registrar su polimerasa en 1989, en España se encogieron de hombros. “Me fui al CSIC a ver cómo se patentaba porque no tenía ni idea, y ellos tampoco estaban muy puestos”, recuerda a Sinc. Treinta años más tarde, aquella patente es la más rentable de la historia del CSIC: entre 2003 y 2009, más de la mitad de los royalties obtenidos por la institución fueron...
más información